UEFA Champions League

¿PS5 tiene un defecto de fábrica? Sony lo habría ocultado a sus compradores

La PS5 es la última consola que ha sacado a la venta Sony Leisure. La compañía japonesa lanzaba en 2020 su nuevo modelo, en un momento de pandemia que complicó la capacidad de abastecimiento de sus consolas en gran número de tiendas. Aun así, los números de ventas hacen ver que ha sido todo un éxito.

Y es que a principios de este año Sony anunciaba que se habían vendido ya 17,2 millones de dispositivos, mientras que siguen vendiéndose modelos de la edición anterior, la PS4. Ahora, la multinacional podría encontrarse con una demanda colectiva por un defecto de fábrica que llevaría a que las consolas se apagaran de repente en mitad del juego.

El tribunal de Illinois ya ha recibido la demanda

La encargada de poner la demanda colectiva ha sido una usuaria de la consola, Christina Trejo. En ella, la compradora explica que no solo es que las consolas tengan un defecto de fabricación que hace que se bloquee, sino que Sony sabe de estos problemas y aun así ha decidido seguir vendiendo dispositivos.

Esta demanda se hizo efectiva el 12 de julio en el Tribunal Federal de Illinois contra Sony Company of América, y en ella se alegaba una violación de las leyes federales y estatales del consumidor. Esto se debe a que a menudo la consola se para en mitad de una partida, pudiendo generar que se pierdan los datos no guardados.

En esto se centra la demandante a la hora de presentarse ante el tribunal: “Si bien la PS5 se puede utilizar para muchos fines de entretenimiento, jugar a videojuegos en la consola es su función principal. El defecto de la consola afecta a la capacidad de los usuarios para jugar videojuegos, y compromete la función principal y el uso common de la PS5″.

No es la primera demanda colectiva

A pesar de esto, no es nada nuevo para Sony tener que enfrentar demandas de este tipo. Ya poco después de su lanzamiento, la PS5 empezó a enfrentar problemas de estabilidad, que tras las quejas se solucionaron con actualizaciones en el software program del sistema.

Tampoco se libraron los mandos de la consola, en los cuales, un defecto en el desplazamiento de las palancas y la fragilidad de los gatillos, desembocaron en más problemas. Sin embargo, en este caso el problema podría ser mucho más grave si se demuestra que existen esos problemas y que Sony tenía constancia de ello.

Es cierto que algunos juegos pueden causar problemas, pero por lo common estos se solucionan con parches realizados a los títulos. También podría ser que se debiera a un error de la actualización del software program, pero tendría fácil solución. No se sabe en qué terminará esta trifulca, pero es poco possible que se pueda demostrar que Sony vendió unidades defectuosas a conciencia.



Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Most Popular

To Top